Safe Creative #1502090159396

Enlace MotosDeEnduro

síguenos en twitter Siguenos en Instagram Siguenos en Facebook Siguenos en LinkEdin Siguenos en TripAdvisor

Ciao, Bella

Sé que para muchos es difícil entender que uno llegue a sentir apego por una motocicleta.
Un afecto parecido al que se siente por los seres vivos. Hacia un objeto inanimado.
Pero... parte de la explicación está en el carácter de cada cual.
Los románticos somos así, señora.

Otra parte radica en la relación especial que se forja entre un motociclista y su máquina.
Las motos tienen personalidad. Y muy definida.
Sus motores transmiten unas u otras sensaciones según el modelo. Algunos son suaves y relajantes, otros poderosos y excitantes.
Su parte ciclo también. Las hay aplomadas que dan seguridad, absorbentes que dan comodidad, rígidas que dan confianza en la conducción en curva.
Con el tiempo... con el tiempo conoces esas peculiaridades de la tuya y aprendes a quererla tal como es. Los kilómetros, las experiencias a sus lomos, los viajes (que en moto son una pequeña aventura) las caídas, los aguaceros y los fríos acaban forjando una relación especial. Un vínculo que descubres cuando un buen día, ya cerca de destino y tras un fantástico viaje te ves acariciando su depósito y hablando con ella, agradecido por haberte traído de vuelta a casa. Si, como si fuera un caballo.
Y... No, no conozco a nadie que haga eso con su lavavajillas.
Ademas, siempre me ha costado un disgusto cambiar de moto.
Hay ilusión por la nueva, si. Pero se hace realmente difícil vender la vieja.
La última vez fui tan cobarde que me negué y mantuve durante un año a mi querida Honda CB Seven Fifty en el garaje junto a la nueva hasta que encontré un amigo de suficiente confianza para que se quedara la princesa negra con garantías de cuidado y buen pilotaje.
Ahora le toca el turno a mi bellísima DUCATI GT 1000 Sportclassic grigia bicolore.
Llegó el momento de dar un salto a la tecnología moderna, a las mejoras en seguridad activa, de disfrutar de mi última gran moto, de recorrer el mundo sobre una maxi trail dotada de uno de los grandes motores de la historia, tan legendario como el desmodrómico en L del Dr.Taglioni que equipa mi bolognesa.
Vamos cumpliendo años y hay que cumplir sueños, que ya va haciendo frío.
Pero qué duro se me hace dejarte.
Sólo tú, yo y una persona que está en el cielo sabemos lo que hubo entre nosotros.
Que lloré cuando tus ruedas pisaban los ladrillos del viejo Assen para ver ganar a VR46 su GP número 100 en 2009...
Que me llevaste a Magny Cours para ver como Carlos Checa lograba en 2011 el primer título español de SBK. Con un motor como el tuyo, pero más potente...
Que recorrimos todas las curvas de Aitana, el Maestrazgo y Espadán...
Que nos helamos en la ibérica turolense un mes de Julio, quien lo iba a pensarrrr...
Que curveamos toda la Alpujarra bajo la nieve eterna del Mulhacén...
Y que pisamos Africa juntos en varios viajes a Melilla.
Todo eso hicimos juntos.
He querido a todas mis motos y querré también a la bávara que viene.
Aún así... estoy seguro que hay algo en lo que las demás no te superarán.
Ninguna moto mía recibió -ni recibirá- tantos piropos en los semáforos.
Perchè.... mamma mia, comme sei bella.

CIAO, BELLA.

© Antonio Latorre, ese piloto fino.

3 comentarios :

  1. Mi primera moto, una Montesa Cota 25 A, está restaurada en mi cuarto. La tengo desde el año 73. No, la Cotita no se vende, ni por los 4000 euros que me llegaron a ofrecer.

    ResponderEliminar
  2. Que grande, Maese Fuel, Que grande...! ;-)

    ResponderEliminar
  3. Espero ser un digno sucesor y prometo amarla y respetarla.

    ResponderEliminar

No tengas miedo... Es gratis e indoloro.
Pon lo que te apetezca, siempre que sea sincero y respetuoso.
Me hará mucha ilusión y me animará a seguir.
Pero sobre todo...
¡Muchas gracias por tu tiempo por anticipado...!
Un abrazote.
(P.D.: Elije el usuario "Anonimo" en el menú desplegable "Comentar Como:" si no quieres darte a conocer... o te resulta mas cómodo. Es el último "perfil" del menú)